Infor Mate ar TV



Alerta en el norte de Corrientes por incendios que avanzan


Los pobladores solicitaron ayuda médica por el intenso humo, y veterinaria para los animales quemados. Temen perder sus casas.

Cerrudo Cue es una población y estación antigua del ex Ferrocarril Económico en el norte de la provincia de Corrientes que desde el lunes pasado teme por el avance de un gran incendio en dirección a sus hogares. Las autoridades aseguraron que el foco “está contenido pero todavía no está extinguido”.

De todos modos, los vecinos pidieron alarmados ayuda médica y veterinaria. También se registran focos en Ituzaingó, Caá Catí y Lomas de Vallejos. Solicitan auxilio para los animales silvestres

Luego de dos semanas de tranquilidad por las precipitaciones en diferentes lugares de Corrientes, el alerta de los pobladores volvió a despertarse y tienen miedo de perder sus casas. El intendente de San Luis del Palmar, Nestor Buján, dijo a El Litoral que si bien el fuego está activo, “está lejos de llegar” a las casas. Según el director de Defensa Civil de la Provincia, Eulogio Marquez, se logró reducir y controlar el fuego que había alcanzado los 20 kilómetros de extensión en los Esteros de las Maloyas. Colaboraron bomberos de Santa Rosa, Saladas, San Luis del Palmar y de Caá Catí.

Por su parte, Bruno Lovinson, el subdirector de Defensa Civil, dijo que los equipos monitorean el avance del fuego y lo atacan cuando ingresa en los campos aledaños al humedal.

En tanto que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación detalló que están operando en la provincia un avión hidrante y dos helicópteros con helibalde. Su reporte de ayer indicó que permanecían activos dos incendios en Ituzaingó y en Caá Catí (Estero de las Maloyas).

Esfuerzos

Sobre el origen del incendio que más preocupa ahora en Corrientes, Lovinson dijo que “aparentemente se inició cuando un grupo de alambradores de una estancia estaban cocinando. Como la sequía persiste, en un determinado momento el fuego se propagó y ya no pudieron controlarlo”. 

La intendencia de Lomas de Vallejos envió paramédicos al lugar de los incendios, sobre todo para atender a los pobladores (ver foto) que intentan apagar el fuego sin la protección suficiente. 

Lovinson aclaró que es imposible saber cuándo se podrá extinguir el incendio en el Estero de las Maloyas. “Vamos a sumar un avión hidrante más, pero necesitamos que vuelva a llover con intensidad para sofocarlo. Es uno de los lugares más complicados para operar porque no podemos ingresar con los equipos de ataque rápido y en algunos lugares ni siquiera a caballo”, detalló el funcionario. Indicó también que “hay muchos animales quemados, sería importante organizar equipos de búsqueda y primeros auxilios para poder ayudar en esta zona”.

Desde Defensa Civil dijeron que no hubo ganado afectado por el fuego allí, aunque los pobladores se mostraron angustiados al ver a la fauna silvestre escapar con quemaduras. Aledaños a los esteros hay campos ganaderos, y sus propietarios miran temerosos el avance del fuego y suplican por lluvias. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) prevé tormentas aisladas, acompañadas de precipitaciones, desde mañana a la noche y hasta el próximo jueves para la provincia de Corrientes. 

Durante este mes llovió cerca de 100 milímetros, dependiendo del lugar de Corrientes. Sin embargo, dos años de sequía por el fenómeno de La Niña provocaron suficiente material vegetal seco y combustible para que continúen los incendios. 

Hasta el fin de febrero, en Corrientes se quemó un millón de hectáreas, según el último informe del Grupo de Recursos Naturales del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta). Además, la Agencia Espacial Europea detalló que en el primer bimestre del año la provincia emitió 5,5 toneladas de dióxido de carbono. 

Fuente: corrientesenelaire.com.ar